Agua Micelar o Tónico Facial

Nos preguntamos muchas veces que producto usar en nuestra rutina de limpieza facial y realmente no sabemos si optar por un tónico o un agua micelar.

Las dos formulaciones se pueden usar para limpiar el rostro, sin embargo tienen diferencias que nos pueden dar la clave para decidirnos cuál es el más apropiado en cada momento.

Agua micelar:

El agua micelar se llama así por las micelas, que son compuestos moleculares de aceite en el agua que al entrar en contacto con la suciedad de la piel, no la remueve sino que la atrae y la absorbe rápidamente. Funciona como un jabón, sin embargo no deja la piel seca ni desprotegida, porque no dañan la capa superior de la piel.


Su objetivo es la limpieza del rostro, y a veces de manera mucho más eficaz que el desmaquillante o el tónico facial.

El resultado es una piel limpia y con un brillo natural.

En su composición no contienen alcohol, ni ningún ingrediente agresivo para la piel, por lo tanto es apta para todo tipo de piel, incluso para las más sensibles. Lo que no suelen llevar las aguas micelares son nutrientes o ingredientes hidratantes 

Tónico facial:

Un tónico facial es un compuesto limpiador que incluye ingredientes con otras funciones como calmantes, antioxidantes, nutritivos o hidratantes. El tónico no solo limpia sino que incluye principios activos con otras funciones sobre la piel, como calmante o hidratante. Los tónicos suelen ser más específicos e ir dirigidos a diferentes tipos de piel, ya que según la piel que tengamos, tendremos que buscar los ingredientes más apropiados que necesitamos.


Consejos:

  • Si dudas en qué tipo de formulación elegir, define primero lo que necesitas. Si el objetivo es solamente la limpieza facial, usa un agua micelar, porque es el producto que hará una limpieza profunda, pero si no necesitas una limpieza muy profunda de la piel y sin embargo quieres / necesitas además de limpiar un extra de hidratación o nutrición, entonces el tónico será tu aliado.
  • Ninguno sustituye al otro, por lo que puedes tener los dos y utilizarlos indistintamente según lo necesites. De hecho, puedes combinarlos para garantizar una limpieza profunda primero a la vez que nutres la piel. Aunque por lo general, para hidratar optamos por otro tipo de productos como emulsiones, aceites o cremas.
  • El agua micelar es perfecta para el neceser de viaje o para llevarla encima siempre que tengamos que desmaquillarnos rápido.


En la Mimateca, os hablamos de nuestros productos estrella:


Agua Micelar de ArticaBio: El agua micelar de ártica es más que eso. Artica las ha sacado al mercado hace muy poquito y ya son un topten, porque no solo limpian, desmaquillan y dejan la piel brillante, sino que además ha sacado dos formulaciones dirigidas a dos tipos de piel muy distintas:

Para piel grasa y mixta, que incorpora hidrolatos de ciprés, hamamelis, salvia y extractos de saponaria, vid roja y abedul que ayudan en la regulación del sebo y la desinfección de la piel.

Para piel seca y/o madura, elaborada con hidrolatos de rosa damascena, lavanda, jara y extractos de pasiflora, saponaria y limón, que limpian profundamente y ayudan a mantener la piel tersa.



El Tónico de Matarrania con sólo un ingrediente, hidrolato de rosa damascena 100%, no lleva agua, ya que se ha extraído por destilación al vapor de los pétalos de rosa. Calma, descongestiona, relaja, refresca, restaura la humedad de la piel y equilibra el PH cutáneo. Es apto para todo tipo de piel:

  • Piel sensible o reactiva o con rosácea: no irrita, de acción vasoconstrictora que reduce el enrojecimiento cutáneo. 
  • Piel seca o madura: regenera la dermis y previene la aparición de líneas de expresión. 
  • Piel mixta o grasa: efecto astringente suave que ayuda a cerrar los poros, útil en el tratamiento y prevención del acné por su acción bactericida y reguladora del sebo.



¿Los quieres probar? Entra aquí y descubre estas joyas






Comentarios