La piel del cuerpo también necesita exfoliación, eso lo sabemos tod@s. Especialmente en las zonas donde la piel está más engrosada como los talones, las rodillas, los codos o las piernas.

El exfoliante de frambuesa y hierbabuena tiene una sugerente textura en gel con trocitos de hueso de albaricoque y un delicioso olor a limón y hierbabuena al que se ha añadido aceite de frambuesa, para que, a la vez que frotas, tu piel se nutra y olvides por completo la sequedad que notas con tanta frecuencia.

Un exfoliante que además nutre tu piel, ¿se puede pedir más?

Contiene:

 - Exfoliante de albaricoque, partículas de hueso de albaricoque que al frotarlas sobre tu piel notarás una exfoliación firma y contundente, que hará que todas las células muertas desaparezcan y tu piel quede muy muy suave.

- Aceite de frambuesa, para que a la vez que te exfolias nutras tu piel. Por su acción antioxidante retrasa el envejecimiento de la piel, disminuye los procesos inflamatorios y protege frente a los cambios climáticos.

 - Aceite esencial de hierbabuena, que le da ese olor tan sugerente, es estimulante y calma la sensación de picor.

28,00€
-
+

Aqua, Rosa Damascena Flower Water*, Glycerin*, Rubus Idaeus Seed Oil*, Cocos Nucifera Shell Powder, Citrus Limon Peel Oil Expressed*,Mentha Spicata Leaf Oil*, Rosa Damascena Flower Powder, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Limonene**, Citral**, Linalool**

*ingredientes de cultivo ecológico

** De aceites esenciales naturales. 

Aqua, Rosa Damascena Flower Water*, Glycerin*, Rubus Idaeus Seed Oil*, Cocos Nucifera Shell Powder, Citrus Limon Peel Oil Expressed*,Mentha Spicata Leaf Oil*, Rosa Damascena Flower Powder, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Limonene**, Citral**, Linalool**

*ingredientes de cultivo ecológico

** De aceites esenciales naturales. 

En la ducha, coger directamente del envase una porción de exfoliante y masajear con movimientos circulares por todo el cuerpo, frotando con mayor intensidad en las rodillas, codos y talones. Frotar durante 5-8 minutos y retirar con agua templada hasta que no quede ningún trocito de exfoliante.


En la ducha, coger directamente del envase una porción de exfoliante y masajear con movimientos circulares por todo el cuerpo, frotando con mayor intensidad en las rodillas, codos y talones. Frotar durante 5-8 minutos y retirar con agua templada hasta que no quede ningún trocito de exfoliante.


LO HEMOS PROBADO Y... (0)

Escriba una opinión

Nota: No se permite HTML.
    Malo           Bueno

¿NO ENCUENTRAS TU PRODUCTO?