BB Cream, CC Cream, DD Cream  ¿Cuál es la mejor para tu piel?

Las siglas en cosmética nos inundan últimamente y es completamente normal que nos parezca habernos perdido algo. Pero es que en cosmética los nuevos conceptos evolucionan muy rápidamente y a veces cuesta seguirlos. 

Hoy os vamos a hablar de las BB, CC y DD Creams. 


¿Qué son?

Las BB creams se pusieron de moda gracias al mercado asiático, especialmente preocupado por las imperfecciones y el cutis sin luminosidades, pero sin embargo parece ser que tienen su origen en las cremas que se aplicaban a los pacientes después de las cirugías y tratamientos dermatológicos en los años 60, por los ingredientes regenerantes y protectores que presentaban.

Las famosas siglas son las que van a marcan las diferencias, sin embargo todas son cremas hidratantes con base de maquillaje y con un objetivo específico que ahora veremos con más detalle. 




Es importante destacar que no son maquillaje como lo hemos conocido hasta ahora y que generalmente todas tienen un importante contenido de nutrientes antiedad y llevan protección solar, por lo que se traducen en el producto base de todo el año. Tantas aplicaciones distintas las hacen además, el producto estrella de un ritmo de vida que cada vez nos permite emplear menos tiempo en la rutina diaria.

Pero, veamos las diferencias:


¿Cuáles podemos encontrar?

Las BB Cream o “Blemish Balm Cream” tienen como objeto la cobertura de imperfecciones; pequeñas manchas, pecas, cicatrices,  e incluso ojeras. 

Hidratan y aportan un ligero tono uniforme que si se trata de un producto natural o ecológico, se mantiene todo el día permitiendo además la respiración de los poros. Suelen ser ligeras, de fácil aplicación y absorción y en general las podemos encontrar en varias tonalidades. 

Amapola BioCosmetics, una de nuestras marcas favoritas, las define como el maquillaje para las que no se maquillan, ¡ y coincidimos plenamente!

Si buscas un acabado sutil manteniendo todas las propiedades y facilidades que aportan estas cremas, este es tu tipo.


Las CC Cream o “Colour Correcting Cream” son la combinación perfecta entre la base del maquillaje y el corrector, de ahí su nombre Crema correctora del Color. Suelen tener una textura más similar al maquillaje de toda la vida, al que podamos estar más acostumbrados, que las BB Cream. Por lo que te encajaría perfectamente si lo que buscas es sustituir completamente tu maquillaje de toda la vida por un producto que además de aportarte cobertura, te hidrate.


Las DD Cream, también llamadas Daily Defense Cream o Dynamic Do-All Cream son las más novedosas e inicialmente las más completas, aunque es un término que no ha terminado de cuajar en todas las grandes marcas y que tienen algunos detractores, al considerarlas un mero producto de marketing. Ahora veréis que las propiedades que presentan en algunos casos también las podremos encontrar en una CC Cream. Entre sus propiedades se incluyen hidratación, protección y un toque de color, hasta aquí nada nuevo, pero también prometen propiedades antioxidantes y protección solar. Como veis, propiedades que sus predecesoras ya incluían en algunos casos y que sin embargo en este caso son un must del producto. Destacan especialmente por su textura tipo maquillaje y un  factor de protección que suele ser muy alto.




¿Cómo aplicarlas?

La aplicación de las cremas es muy personal, es cuestión de gustos, pero aquí te damos unos consejos:

La apliques como la apliques, siempre sobre una piel limpia.

Lo mejor es usar nuestras propias manos: 

Con la yema de los dedos, aplicar la crema en la frente, la nariz, las mejillas y la barbilla. Aplique el producto poco a poco para que se mezcle y se absorba fácilmente. Extender el producto con movimientos circulares. En el área de los ojos, al ser una piel más fina, aplicar la crema sin presión con pequeños golpecitos para evitar  la aparición de líneas finas y arrugas.

Pero si prefieres hacer uso de la esponja:

Con los dedos, aplique un poco de crema facial en la frente, la nariz, las mejillas y la barbilla, haciendo pequeños puntos en la cara. A continuación, humedece la esponja (eso evitara que la crema facial sea absorbida por la esponja) y pásala por el rostro, dando pequeños golpecitos hasta que consigas un acabado uniforme. En el área de los ojos, disminuye la presión.


Lo más habitual es aplicar la BB Cream con los dedos (las manos siempre dan una temperatura optima a las cremas que facilitan su aplicación) y homogeneizar con la esponja.


A tener en cuenta

  • Elijas la que elijas, inevitablemente deberás retirártela por la noche siguiendo tu rutina de limpieza diaria. 
  • En función de la crema que emplees y el tipo de piel que tengas, en ocasiones será aconsejable que uses como base tu crema hidratante facial habitual, especialmente si tienes la piel seca, ya que al tratarse de productos aptos para todas las pieles, suelen estar más diseñados para las necesidades de pieles mixtas-grasas y puede que se queden un poco cortos en hidratación para una piel seca.  Pero también puede que te ocurra que el combinado de nutrientes y propiedades que tenga, no sea el que tu piel necesite. En cualquiera de los dos casos, tiene solución y solo necesitarás una pequeña cantidad de tu crema diaria.
  • El clima del lugar donde estés es importante también, en un ambiente muy seco, aplicar una crema hidratante primero para retener la hidratación más tiempo y evitar la formación de pliegues (sobre todo en la frente, contorno de ojos y zona de los labios) 


Nuestro consejo: Si la cobertura te resulta la adecuada, aun teniendo que complementarla con tu crema diaria, olvídate de qué siglas lleva delante: ese es tu nuevo producto diario!

 

En La Mimateca, hasta el momento puedes encontrar las siguientes, pero ya sabes que si necesitas una específica y no la encuentras, siempre puedes escribirnos a hola@lamimateca.es y te la traeremos encantadas!

¿Te atreves con alguna?





Posts relacionados

Comentarios